como limpiar los azulejos de la cocina

 

Una tendencia que se ha vuelto atemporal es revestir las paredes de la cocina con azulejos, quedan muy bien con cualquier estilo decorativo, son resistentes, super prácticos y protegen las paredes. No obstante, se impregnan de grasa y suciedad, por lo que es necesario limpiarlos de forma periódica para que luzcan siempre como nuevos.

Los azulejos de la cocina son un punto focal que atrae las miradas, por lo que cuando están sucios y manchados, sus colores no se ven igual y hacen que la cocina no luzca bien, así todo lo demás esté limpio y reluciente.

 

Es importante saber cómo limpiar los azulejos de la cocina muy bien, especialmente aquellos que cubren el frontal donde se ubican los fuegos para cocinar, ya que esta zona es más propensa a acumular restos de grasa cuando se preparan los alimentos.

Limpiar los azulejos de la cocina no tiene que ser una labor complicada o tediosa. De hecho, es una tarea realmente sencilla si se sabe qué se necesita y cómo hacerlo, por ello, queremos mostrarte cómo limpiar de forma sencilla y eficiente los azulejos de la cocina, además, te dejamos algunos tips que te harán más fácil esta tarea.

Lo primero que debes hacer es retirar todo lo que se encuentra sobre las encimeras y los objetos que cuelgan en las paredes donde vayas a limpiar. Así, contarás con todo el espacio libre para limpiar con mayor comodidad.

Seguidamente, pasa la escoba por el suelo de la cocina para retirar el polvo y la suciedad, esto evitará que al caer agua durante la limpieza se ensucie aún más el suelo. Ahora solo debes escoger y aplicar la fórmula que quieres utilizar para limpiar los azulejos, las mejores opciones son:

Limpiar los azulejos de la cocina con una mezcla de agua y jabón

limpiar azulejos de la cocina

 

Una de las fórmulas más tradicionales para limpiar los azulejos de la cocina es una mezcla de agua y jabón, sólo necesitas colocar agua caliente en un cubo y añadir jabón líquido, utiliza una esponja empapada en esta mezcla para quitar la suciedad, puedes pasar primero la cara áspera para quitar la suciedad y grasa acumuladas y luego pasar la cara suave para una limpieza final.

Luego de que hayas limpiado toda la superficie, utiliza una bayeta húmeda para retirar el jabón y seguidamente seca utilizando papel absorbente o un paño limpio. Si limpias con esta mezcla de forma cotidiana se evita que se acumule la grasa y la suciedad en los azulejos, así, no tendrás que hacer limpiezas muy profundas.

Solución de bicarbonato

Otra de las fórmulas más empleadas para limpiar los azulejos de la cocina es una disolución de bicarbonato y agua, para obtener una fórmula más efectiva agrega a la solución unas gotas de jabón líquido y agua oxigenada.

Empapa una esponja en esta solución y frota muy bien los azulejos y las juntas, deja actuar por uno 10 minutos y frota nuevamente, luego aclara con agua limpia y seca la superficie.

Mezcla de agua caliente con amoníaco

Cuando se ha acumulado mucha grasa en los azulejos o están manchados pueden hacer una limpieza profunda utilizando una mezcla de agua caliente con amoníaco, que además ayuda a desinfectar toda la superficie y a que los azulejos recuperen su color original.

Para utilizar esta fórmula, debes utilizar guantes de goma y verificar que haya buena ventilación en la cocina, para evitar que los vapores del amoniaco te produzcan mareos. El procedimiento es muy sencillo, solo tienes que empapar una esponja con esta mezcla, limpiar los azulejos y dejarla actuar por unos minutos.

Luego frota muy bien los azulejos y las juntas y aclara con una bayeta empapada en agua, finalmente seca con un paño limpio.

Mezcla de vinagre blanco y agua para los azulejos de la cocina

El vinagre blanco es un poderoso agente antibacteriano y gracias a su nivel de acidez desinfecta y ayuda a eliminar las bacterias y la grasa que se acumulan en diferentes tipos de superficies, entre ellas los azulejos de la cocina.

Para preparar esta mezcla coloca en un cubo agua caliente y agrega una parte de vinagre blanco o vinagre de limpieza por cada tres de agua, remueve muy bien y utiliza una esponja para aplicar esta mezcla sobre los azulejos.

Deja actuar la mezcla por un par de minutos y luego repasa los azulejos con una bayeta y agua limpia, finalmente seca los azulejos con un paño limpio.

Limpiar los azulejos con productos desengrasantes

limpiar azulejos cocina

 

Una opción muy empleada para limpiar los azulejos de la cocina es utilizar un producto desengrasante, en el mercado hay una gran variedad de ellos, generalmente vienen en spray, lo que te permite aplicarlos de forma muy práctica, ya que no tendrás que preparar ninguna mezcla.

Es importante que sigas las instrucciones del producto que selecciones para que obtengas un mejor resultado de la limpieza.

Tips para la limpieza de los azulejos de la cocina

Ahora que ya conoces diversas fórmulas para limpiar de forma muy sencilla y efectiva, te dejamos algunos tips para la limpieza de los azulejos de la cocina:

  • Limpia los azulejos de arriba hacia abajo, de esta forma la suciedad al caer no manchara las zonas que ya has limpiado.

  • Utiliza una esponja que tenga una cara áspera y una suave, así podrás utilizar la cara áspera para frotar y eliminar la suciedad y la grasa y la más suave para aclarar. No uses esponjas que sean demasiado ásperas y puedan rayar los azulejos.

  • Para quitar la fórmula aplicada utiliza un bayeta de microfibra, son muy absorbentes y no rayan los azulejos, además, son muy fáciles de lavar y secan muy rápido.

  • Si la grasa y la suciedad están bastante incrustada en los azulejos, por a hervir una olla de agua sin taparla, así el vapor caliente del agua ayuda a que se reblandezca la suciedad y puedas quitarla más fácilmente.

  • Para limpiar y desmanchar las juntas de los azulejos puedes una pasta homogénea de bicarbonato con un poco de agua y colocarla en las juntas utilizando un cepillo de dientes, deja actuar por unos minutos y después retírala con una esponja húmeda, esta mezcla elimina toda la suciedad.

  • Para que los azulejos recuperen su brillo, luego de limpiarlos, repásalos con limpiacristales, se verán más bonitos y relucientes.