La llegada de la primavera es una de las épocas del año más esperadas, provocando más cambios en la naturaleza y en el entorno (más horas de luz, el aumento paulatino de la temperatura, cambios de hora, etc.)

Gracias al sol, a la humedad y a las altas temperaturas, los insectos encuentran el entorno óptimo para desarrollarse y multiplicarse, y no todos son inofensivos para los humanos.

Llega la hora de vigilar la aparición de posibles plagas y combatirlas si llega el caso.

Puede que no tengamos capacidad para evitar que en determinadas situaciones aparezcan insectos con ganas de atacar a nuestros espacios, pero sí hay cosas que podemos hacer para prevenir las plagas de cucarachas, termitas, roedores, chinches, etc.

Si tu casa o tu jardín está cuidado y en buen estado, tendrá muchas más posibilidades de resistir la acción de cualquier plaga.

Por otro lado, es crucial estar vigilantes, revisar y buscar de señales que nos indiquen la aparición de cualquier plaga. Cuanto antes las detectemos, antes podremos combatirlas.

Por ejemplo, si ves serrín y detectas orificios en tus muebles madera, no hay duda, tu mueble está insectado. Recuerda que sólo te podrás percatar de esto mientras el insecto está activo y eso es ahora, cuando empieza la primavera.

Te recomendamos que consultes nuestra pagina especializada www.controdeplagaselrayo.com

¡Y disfruta de tu casa como nunca!